Cómo utilizar tu respiración para eliminar el dolor y la ansiedad

Este post está dirigido a personas con ansiedad, tensión muscular, dolor y contracturas en la parte superior del cuerpo, el razonamiento que expongo en el artículo está basado en estudios científicos, pero lo voy a explicar con un lenguaje llano puedas entender uno de los factores de porque se suele tener dolor, contracturas, tensión y rigidez neuromusculoesquelética. Con las claves que te daré a continuación descubrirás cómo utilizar la respiración para eliminar el dolor y la ansiedad.

En este post no voy a hablar de enfermedades de la respiración como puede ser el asma, patología pulmonar obstructiva crónica u otras patologías del pulmón. Me voy a dirigir a patrones respiratorios disfuncionales, es decir, con un hábito en la forma de respirar perjudicial a la larga para el organismo.

¿CÓMO AFECTA LA HIPERVENTILACIÓN A NUESTROS MÚSCULOS? FISIOLOGIA RESPIRATORIA

Cuando respiramos con la parte alta de nuestra caja torácica o tórax superior, la necesidad del pulmón es respirar más seguido por la falta de capacidad de oxígeno que necesita, esto provoca una hiperventilación, aunque no nos demos cuenta, respiramos cortito y mucho, lo que hace que aumente el anhidrido carbónico (CO2) en nuestro organismo, este aumento de anhidrido carbónico provoca alteraciones en el metabolismo, que repercute en el tono muscular, fascial, …  esta falta de oxígeno en nuestros tejidos provoca fatiga muscular por el aumento de la alcalinidad de la sangre alterando el equilibrio interno.

FACTORES QUE INFLUYEN EN TENER UNA RESPIRACIÓN LIMITADA

El día a día de nuestros quehaceres nos provocan que estemos de un lado para otro sin tener descanso a nivel emocional nos provoca estrés, (no movemos bien el tórax)

Los acontecimientos traumáticos que nos provoquen susto, miedo o no saber gestionar estos eventos hace que acortemos la respiración y la bloqueemos.

Todos los factores que nos provoquen un ritmo frenético aumentan el estado de ansiedad nos hace respirar corto y rápido.

La vida sedentaria sin ejercicio físico después de nuestra jornada laboral y pendientes del ordenador y del móvil, sin apenas movimiento y/o movimientos muy limitados, bloquean el diafragma torácico y el movimiento de las costillas.

¡Estos factores nos provocan un patrón respiratorio erróneo!

CONSECUENCIAS DE UN BLOQUEO RESPIRATORIO CONSTANTE EN EL TIEMPO

A nivel interno, nuestro cuerpo se manifiesta con desequilibro, aumentando el pH sanguíneo, se vuelve alcalino, por el aumento el CO2, desequilibrio de los electrolitos (calcio, magnesio) no hay buen intercambio, aumenta la adrenalina, el sistema nervioso le dice que algo está pasando y estimula la producción de las hormonas del estrés y las fibras musculares no recibirán el oxígeno correcto, pero están tensión porque el sistema nervioso avisó que los músculos estén preparados.

A nivel neuromusculoesquelético, este patrón de respiración incorrecto, dará una caja torácica “en inspiración”, es decir, un tórax que parece siempre hinchado y este tórax se mantiene “hacia arriba” por los músculos accesorios de la respiración, los escalenos del cuello, intercostales, la contracción del diafragma, entre otros que le ayudan o también se puede observar una caja torácica bloqueada (sin movimiento respiratorio natural) ¿Para qué está en inspiración? Pues, para a ver si puede coger más oxígeno, ¿Lógico no?

¿Qué ocurre si siempre están los músculos trabajando para levantar el tórax? Pues se fatigan, si se mantienen constantemente trabajando provocará dolor, en cualquier lugar del cuello, cervical, dorsal, hombros, espalda en general, cefaleas además de aumentar el tono muscular para aguantar la tensión que le ordena el sistema nervioso, nuestro centro respiratorio a nivel cerebeloso que quiere más oxigeno por ese exceso de C02.

ENTONCES, ¿CÓMO MEJORO LA RESPIRACIÓN?

Y llegamos al fondo de la cuestión: cómo utilizar la respiración para eliminar tu dolor y tu ansiedad.

Mejorar la respiración resulta en realidad bien fácil: exhalar bien largo, alargar la exhalación y bajar bien el tórax en espiración, ¡No se soluciona con la inhalación!, Que subirá más el tórax y no obligaremos la caja torácica que suba más. ¡Exhala largo y lento durante 15- 20 min/día!

Debemos además de poner conciencia en una postura neutra, reentrenar el hábito y patrón respiratorio incorrecto, normalizar el tono muscular con control del movimiento y ejercicios físicos (en casa, en el gimnasio, en la calle o en cualquier lugar donde desees mejorar tu actividad física), terapia manual, para este tipo de problemas utilizo la RPG (Reeducación Postural Global) uno de los métodos más efectivos para este mal hábito respiratorio y todo lo que sea necesario para recuperar la movilidad, elasticidad, el patrón respiratorio correcto.

No te olvides de la ergonomía (no fuerces tus articulaciones en malas posiciones) y la alimentación (buen equilibrio interno)

Si no tienes presente lo que he comentado “tú” dolor y ansiedad, lo más probable, que persistirá (cronifique) o no disminuya, hasta que lo reequilibres y reeduques tu respiración.

¿Es tu caso? ¿Cómo crees que tienes tu patrón respiratorio? ¿Está libre tu tórax y se mueve libremente? ¿Tú tórax parece como si estuvieras hinchando respirando mucho y profundo?

Dime ¿Cómo es? Puedes dejar tu comentario, aquí debajo, en comentarios.

Si quieres que hable de algún tema que estas interesad@ no dudes en dejarme tu petición.

Si te gusto puedes seguirme AQUÍ o en Facebook

Tambien puede interesarte esta entrada:

Cómo sobrevivir al dolor cervical

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *