Cómo deshacerse del dolor entre las "paletillas" de una vez por todas

Información de interés para las personas que tienen dolor entre las paletillas, también llamada dorsalgia o dolor de espalda media

Las paletillas son los dos huesos del cuerpo humano anchos, aplanados y de forma aproximadamente triangular que están situados en la parte superior de la espalda y en los que se articulan la clavícula y el húmero. También se las conoce como escápulas u omóplatos.

¿Qué son y dónde están las paletillas?

El dolor de espalda tan común como la llamada “dorsalgia” es el dolor en la zona media de la espalda, entre las paletillas.

¿Es tan difícil de tratar? En la mayoría de los casos podrás aliviar e incluso eliminar tus molestias poniendo atención y esfuerzo de tu parte. Aquí tienes las claves sobre cómo diagnosticar y tratar con éxito tu dolor de espalda.

Me duele entre las escápulas, ¿qué puedo hacer? Valoración

Para abordar correctamente el problema, empecemos por una valoración fisioterapéutica. Debes conocer la zona para conseguir eliminar tu dolor, si no la conoces no sabrás identificar correctamente las causas ni encontrar la solución correcta a tu problema.

Breve repaso de la anatomía de la región dorsal

Es muy importante que conozcas bien esta zona de tu cuerpo para averiguar así la causa de tu dorsalgia o dolor a media espalda.

La zona dorsal de la espalda (nos referimos a la zona media) es la zona donde las vértebras dorsales están unidas a las costillas a través de las articulaciones costo-vertebrales por la parte de la espalda, y por delante las costillas están unidas al esternón, cartílago costal de las costillas falsas.

La zona dorsal pertenece a la caja torácica o tórax. Es un armazón óseo que alberga en su interior órganos tan importantes como los pulmones, el corazón, el hígado o el estómago, entre otros.

Sobre estos órganos no podemos actuar, pero sí sobre el tórax y/o la respiración, es decir, en el movimiento de las costillas y de inspiración y espiración respiratoria del pulmón, a través de los músculos inspiradores/espiradores. El principal músculo de la caja torácica es el músculo diafragma torácico y los que le ayudan a la inspiración son los “accesorios” que tenemos en el cuello y en los laterales del tórax, estos ayudan al diafragma a realizar la inspiración. Y aquí viene uno de los problemas principales que causa el dolor dorsal: el bloqueo de diafragma.

¿Qué es el bloqueo del diafragma?

Defino como bloqueo diafragmático a la reducción de la capacidad del diafragma para realizar su movimiento en su mínima y máxima amplitud. Es decir, cuando no tiene todo el recorrido inspiratorio y espiratorio, «bloqueándose» en inspiración o espiración.

Comentar que según he podido comprobar en mi consulta, la mayoría de pacientes que presentan este bloqueo de diafragma presenta bloqueo en inspiración. Son tórax de aspecto hinchado, como si estuvieran siempre llenos de aire y con la imposibilidad de contraerlo para vaciarlo voluntariamente.

En estos casos de bloqueo respiratorio en inspiración, observo si hay indicios de alteración del sistema nervioso-inmune para buscar una correlación entre los ámbitos fisico-psiquico-social.

Entonces, ¿por qué me duele la espalda? Diagnóstico

Aunque una de las causas principales del dolor entre los omoplatos es el bloqueo de diafragma, hay diferentes problemas que pueden ocasionar este dolor. Vamos a repasar las más habituales que veo en la consulta:

Bloqueo respiratorio diafragmático

Debes averiguar si tienes un tórax en inspiración torácica o en espiración. Tras averiguar el tipo de bloqueo lo deberás desbloquear haciendo respiración en su máxima y mínima amplitud, para movilizar/desbloquear las articulaciones costo-vertebrales y estirar/movilizar el diafragma torácico y los músculos accesorios y profundos de la columna dorsal, que suelen estar rígidos.

Columna dorsal inclinada hacia delante, o «cifosis dorsal»

La columna inclinada hacia delante provoca que los músculos posteriores de la espalda tengan que hacer un esfuerzo para mantenerla erguida, lo que le provoca un sobreesfuerzo muscular posterior.

La cifosis dorsal tiene su origen en la parte anterior del tórax y por consiguiente de los músculos espiratorios en mayor grado e inspiratorios en menor grado, que comprimen las vértebras dorsales y los músculos intercostales y accesorios del tórax, provocando que tu cuerpo se incline hacia delante.

Recuperando la alineación anatómico-fisiológica de las vértebras dorsales y al liberar y ampliar la respiración, se elimina gran parte del dolor de espalda.

El efecto de la gravedad sobre nuestra columna

Sin duda, contra la gravedad no podemos luchar. Es una fuerza que nos aplasta diariamente, tanto si estamos de pie como sentados. Los músculos que nos mantienen erguidos, si no están en su correcto equilibrio de tono neuro-músculo-esquelético nos comprimen las estructuras óseas como las vértebras dorsales, discos vertebrales y músculos profundos de las vértebras.

La situación puede verse agravada si pasamos muchas horas en la misma posición; somos víctimas de la gravedad y nos aplasta sin que podamos escapar de ella.

Falta o exceso de tono muscular. Hipotonía/Hipertonía.

Los músculos poco funcionales, así como la falta o el exceso de actividad muscular, pueden ser otra de las causas de dolor entre las escápulas.

Es típico escuchar “es que te falta fuerza o tono muscular” o “tienes que fortalecer los músculos de la espalda”, pero si el diagnóstico no es correcto y en lugar de que te falte tono muscular tienes un exceso de tono de los músculos más profundos vertebrales, lo que provocarás es más hipertono entre las paletillas provocando un dolor crónico por no destensar esa rigidez muscular, principalmente de los músculos profundos de la columna (los que te mantienen de pie).

Movimientos repetitivos de tu espalda o brazos

Si sometemos a nuestras articulaciones a movimientos constantes y repetitivos a lo largo de mucho tiempo, sufren, y ese sufrimiento se traduce en sobrecargas articulares y sobrecargas musculares.

Si no tienes más remedio que realizar esos movimientos constantes o repetitivos, comprueba que los movimientos que realizas son los más adecuados para las articulaciones.

Los brazos están unidos a la región dorsal. Eso significa que si estos se someten a un sobreesfuerzo, el trabajo que realizas con ellos puede provocarte dolor de espalda, principalmente sobre la escápula con la que más esfuerzo realizas.

Suelen decirme en consulta: «Me duele sólo el lado derecho» o «sólo el izquierdo». Al indagar solemos descubrir que se utiliza ese brazo más que el otro, por norma general.

Degeneración por envejecimiento o sobreuso, patologías óseas, discales u orgánicas

La degeneración articular (artrosis) o del disco (discopatía) suele ser otra de las causas que provocan dolor dorsal, diagnosticado afirmativamente de que la causa de la dorsalgia es por artrosis, osteoartritis, hernias de disco, calcificaciones y demás elementos degenerativos.

La patología ósea más frecuente es la debilidad del hueso (de los huesos de la zona) en forma de osteopenia, osteoporosis o incluso fracturas vertebrales. Si está muy avanzada esta degeneración ósea, puede ser una de las causas del dolor de espalda.

Esta degeneración ósea, discal y de las demás estructuras adyacentes puede tener su origen en patologías y enfermedades orgánicas de nuestro sistema fisiológico interno como problemas pulmonares, de corazón, de estomago… Consulta a tu médico para poder descartar esas causas.

¿En qué grupo te encuentras tú?

Ya hemos visto las causas principales del dolor entre las paletillas, aunque también hay otras menos frecuentes.

Una vez hayas identificado cuál es la causa concreta de tu dolor, es el momento de aplicar el tratamiento que más se adecúe a tus circunstancias.

Consejos generales para combatir la dorsalgia o dolor entre las paletillas

Debes cuidar especialmente tu espalda cuando estés en los albores de la menopausia o de la andropausia para evitar que se estropee más, es decir, cuidarla para que la dorsalgia no evolucione rápido o incluso detener su evolución lo antes posible.

Observa también si existe algún factor externo que te ocasione agobio e intenta correlacionar esa situación con tu dolor dorsal.

Solucionar tus dolores y cuidar tu espalda va a tener un coste para ti. Puede ser invertir tiempo o dinero en ayuda especializada, pero también tu esfuerzo, disciplina o incluso cambiar de hábitos. En definitiva, asume que no hay soluciones mágicas y que tendrás que poner de tu parte para aliviar tu dolor de espalda. Cuanto mayor sea tu compromiso con tu propio problema, más completa y rápida será la solución al mismo.

Tratamiento de la dorsalgia crónica

Después de identificar cuál es el origen de tus molestias puedes optar por el autotratamiento por tu cuenta o solicitar la ayuda de un profesional de la fisioterapia.

  1. Autotratamiento

Realiza actividad física o ejercicios moderados (porque sobreesfuerzos tus articulaciones ya no pueden soportarlos) para recuperar el tono muscular, además de estiramientos musculares para descomprimir los músculos, ligamentos y la fascia de la espalda.

Ten una alimentación adecuada que aporte los minerales necesarios para el hueso, evita pasar muchas horas en la misma posición, así como muchas horas sentado u horas de pie, o manteniendo posiciones no anatómicas.

Desbloquea tu tórax con una respiración amplia y libre y atiende otros consejos personalizados indicados para tu lesión en concreto, que te podrá indicar un especialista después de examinarte.

Descarga la guía gratuita

Para saber más, descarga ahora la guía gratuita «El gran secreto de las personas que sufrieron dolor neuro-músculo-esquelético y averiguaron cómo eliminar su dolor»

  1. Tratamiento fisioterapéutico

Se realizará la valoración y el diagnóstico fisioterapéutico, y una vez averiguada la causa de tu dolor se empezará a tratar tu dolor de espalda, eliminando, aliviando y dirigiendo todos los factores causantes que provocan tu dolor de espalda. Y con tiempo y esfuerzo… ¡adiós dolor de espalda!

Si tras leer este artículo te queda alguna duda acerca de la causa concreta de tu dolor de espalda, no dudes en escribirme o dejarme un comentario aquí debajo, te contestaré encantada.

Suscríbete para recibir información de interés para tu salud en tu buzón

Sígueme en facebook para estar al día de las novedades en fisioterapia

Reserva cita telefónicamente para visitarte en mi consulta de Barcelona

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *