Lo que nadie te quiere contar del dolor lumbar crónico

Dedicado a personas que sufren de dolor lumbar crónico y no desean tratamiento médico quirúrgico.

De los cientos de casos que han llegado a mí para que les ayude a resolver el dolor lumbar, unas personas con dolor leve, otras con dolor medio y otras con dolor muy agudo y crónico de años, el punto común de todas ellas es “preocupación”, no entienden porque no se va, no saben que hacer, el médico al que acude a que le ayude no le ayuda, el osteópata que le trata no le acaba de encontrar solución al problema, la rehabilitación pautada no le funciona a este tipo de pacientes esta especialmente dirigido estos consejos.

Te voy a contar mi mejor secreto que utilizo para ayudar a eliminar, disminuir o paliar el dolor lumbar y el secreto es simplemente hacerte entender cómo funciona “la lumbar”, lo que debes y no debes realizar para que puedas recuperarse, lo que haces o “mal haces” para que no te lesiones más, es decir, conocerte. Te voy a presentar a tu lumbar.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA MI LUMBAR Y QUE NO ME DUELA? APRENDIZAJE

Debes saber y conocer tu lumbar para que la puedas cuidar además de como moverla para no lesionarla.

Lo que suelo hacer normalmente es coger la columna de plástico que tengo en la consulta y te explico cómo es tu lumbar y sus partes más cercanas, como la pelvis y la caja torácica y la relación que tiene sobre la columna lumbar anatómicamente y si tienes una radiografía te explico las características particulares que puedas tener y propias que pueden estar afectando y provocando el dolor.

¡HOLA! ENCANTADA DE CONOCERTE. CONOCIENDO MI LUMBAR

Debes saber la relación que tiene tus vértebras lumbares con sus vecinas, pelvis (huesos llamados iliacos) con respecto a la quinta lumbar (L5), el sacro con respecto a la L5, el diafragma torácico con respecto a las vértebras lumbares incluso las piernas respecto a la posición de la pelvis y zona lumbar. ¿Por qué? Por qué si sabes que si no están bien alineadas o en su eje  pueda ser una de las causas del dolor. ¿Quién desalinea mis vértebras lumbares? Lo más probable sean las tensiones (músculos, fascias, órganos internos como intestinos, urogenital, raíces nerviosas) de la zona o más allá u otras causas como alguna enfermedad que habría que averiguar.

¿QUE PUEDO HACER POR MÍ? PRESENTACIÓN

Lo más probable nunca te hayas observado la pelvis y el contorno del cuerpo y piernas con el objetivo de evaluarte (o sí) pero en tal caso, tu serás quien observe para empezar a poner remedio en tu dolor lumbar y empieces a auto tratarte (o busques un profesional entendido) que te ayude a tu tratamiento lumbar.

A grandes rasgos, observa tus caderas están iguales una que la otra ¿a la misma altura? ¿Está volcada hacia delante o en cambio, volcada hacia atrás (lo verás si los pantalones te hacen bolsa en tu trasero) ?, tu curva de la zona lumbar ¿Está muy pronunciada o muy recta? ¿Tu abdomen está flácido y blandito?

¿Cómo te sientas? Lo correcto es sentarte con los huesos que tenemos debajo del “culo” llamados isquiones.

¿Cómo te inclinas, cuando vas a recoger alguna cosa del suelo o agacharte? ¿Sueles coger o mover grandes pesos o movimientos repetitivos?

¿Haces alguna actividad física para relajar los músculos después de muchas horas de trabajo?

¿Tienes antecedentes familiares de degeneración ósea? O ¿Has tenido accidentes traumáticos importantes?

¿Es posible que tus sintomas no correspondan con tus lesiones lumbares? Averiguaremos tú manera de percibir esa sensacion de dolor a nivel nociceptivo.

Todos estos ítems que te hago observar suelen ser claves para averiguar de dónde proviene tu dolor.

CONOZCO MI LUMBAR Y SE LO QUE TENGO. MI DIÁGNOSTICO

¡Perfecto! Ya sabes que tienes y cómo has llegado hasta aquí. ¡Pues genial! Vamos a ponerle solución. ¿Cómo? Pues si sabes como has provocado el dolor, debes hacer “de todo” para evitar, eliminar, aliviar, corregir lo que te provoca tu dolor crónico, eres tú quien lo tiene que solucionar, los fisioterapeutas sólo somos los que dirigimos tu tratamiento.

Imagina que incluso tienes pruebas de imágenes como radiografías, resonancia magnética (RM), Tomografía computarizada (TC), electromiografía (EM) y demás pruebas que te haga realizar el médico. (El médico te pedirá pruebas para averiguar si hay lesiones orgánicas)

Según tu diagnóstico (lo que hemos averiguado) ya tienes la solución al problema lumbar.

¡Me dirás pues no, no es tan fácil!

Averiguar cómo el dolor llegó a ti y como te lo provocaste será tu solución, te pongo unos ejemplos:

Persona sedentaria, es decir, se pasa 8 horas al día sentada en la oficina y después de la jornada laboral no hace nada para que la lumbar se descomprima de haber estado sentada ocho horas, cinco días a la semana, 4 semanas al mes, 11 meses al año durante muchos años. Tu lumbar está pidiendo a gritos que la liberes ¡Está muy comprimida!

Otro muy típico, sobrecarga de la lumbar por sobrepeso, interno o externo, cogemos peso sin que nuestra lumbar esté preparada para soportarlo, el sobrepeso está haciendo trabajar a la lumbar en exceso sin que tus músculos estén preparados para el trabajo que le pides.

Más, procesos degenerativos a nivel articular por enfermedad o por envejecimiento, no podemos evitar envejecer o enfermar, pero sí que podemos frenar, paliar, cuidar la zona lumbar si tenemos factores de envejecimiento o por enfermedad.

¿AHORA QUÉ? ¿CÓMO PONGO SOLUCIÓN A MI DOLOR? TRATAMIENTO

Debes entender que el dolor lumbar no es “un dolor de la zona lumbar” Tu dolor crónico de la zona lumbar es y ha sido un problema y circunstancias que has estado haciendo durante mucho tiempo hasta que has llegado a este dolor insoportable que no puedes ni dormir, ni moverte, ni trabajar o estudiar. Todo eso que has estado haciendo durante tanto tiempo con “tu mal hacer” de la zona lumbar a causado este problema que ahora sufres. En el momento que entiendas que eres el causante de tu problema lumbar es el momento que empiezas a solucionar tu problema. ¡Felicidades! Tranquilo yo te ayudaré a dirigir y a encauzar para que disminuya, alivies e incluso (si no hemos llegado tarde) a que elimines el dolor lumbar.

Dos soluciones:

  1. Tú solo (autotratamiento, yo sé lo que tengo yo se quitarme mi dolor) ¡Perfecto! Me parece fantástico, tienes un autocontrol de tu cuerpo que ya lo desearía para mis pacientes. Solo animarte para que no dejes de cuidarte porque la lumbar es para siempre.
  2. Con ayuda profesional, somos muchos los profesionales especializados en la zona lumbar que ayudamos a personas como tú, busca un profesional que “te ayude de verdad” para eliminar en pocos meses el dolor crónico que sufres hace años.

¿Qué debe hacer? Lo que te he comentado antes, debe examinarte, averiguar entre los dos, como has llegado hasta el punto del dolor que sufres hoy, una vez que lo averigüe, que empiece a dirigir y tratar todos los factores que te provocan el dolor, desde descomprimir tu lumbar, alinear los ejes desalineados para que tu cuerpo empiece a funcionar biomecánicamente mejor, animarte a hacer ejercicios, movimientos, todo tipo de actividades para tu lesión e ir adaptándose a ti , es decir, a como vives y sientes tu dolor y a tu evolución-recuperación de la zona lumbar y de tu cuerpo en el ritmo, en los tiempos, en tu persona (sensitiva/perceptiva) para que salgas de este problema lo más eficazmente posible.

Y si necesitas tratamiento multidisciplinar con otros profesionales que te derive a ellos.

Si tienes algo que preguntarme, no dudes en dejarme tus dudas en los comentarios aquí abajo, incluso si no tienes nada que preguntar, me gustará que me dejes un saludo, sabré de ti y te conoceré.

¡Sigo escribiendo para ti!

Puedes seguirme AQUÍ

También puede interesarte esta entrada: Como sobrevivir al dolor cervical